OBSERVADOR FISCAL

miércoles, 28 de octubre de 2009

Senadores y Diputados se reuinireon con integrantes de la comunidad cinematografica.


Durante un encuentro entre legisladores y representantes de la industria cinematográfica, el senador Carlos Navarrete Ruiz, presidente del Senado, anunció que como resultado del trabajo conjunto, se generó una iniciativa en la que convergen las tres principales fuerzas políticas del Senado, para reformar el Artículo 226 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, y que será dictaminada en el marco del Paquete de Ingresos de 2010, para “que no sigan las malas interpretaciones por parte del Servicio de Administración Tributaria”, dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.


Navarrete Ruiz, se comprometió para que las dos Cámaras dictaminen antes del 31 de octubre, y que, la modificación entre en vigor lo antes posible, en apoyo a la industria cinematográfica del país.

En el evento organizado en el Patio Central del Edificio de Xicoténcatl No.9, por las Comisiones de Radio, Televisión y Cinematografía en conjunto con la de Cultura, el presidente de la Junta de Coordinación Política, el senador Gustavo Madero Muñoz, reiteró el apoyo de las Cámaras del Congreso y expresó que pocos temas unen a los legisladores, y el de rescatar a la industria es uno de ellos y “ya comienza a dar frutos”, agregó.

El senador Francisco Arroyo Vieyra, a nombre del senador Manlio Fabio Beltrones Rivera, coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, se comprometió a lograr mejores condiciones para la producción, distribución, exhibición y promoción cinematográficas.

Resaltó que es verdad que las Reglas de Operación del Artículo 226, del estímulo del ISR, hacen prácticamente nulo el derecho de la industria de acceder a esos fondos, que el 226 del ISR no tiene un espejo en el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), y que es momento para que este estímulo se amplíe a otras técnicas de la creación como las series de televisión.

La presidenta de la Comisión de Cultura, senadora María Rojo e Incháustegui, se pronunció por el fortalecimiento del recurso destinado a la operación del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), la formación de profesionales y técnicos, la Cineteca Nacional, los Estudios Churubusco y, especialmente el estímulo fiscal establecido en el Artículo 226 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Al respecto argumentó que para 2010, la propuesta de presupuesto sólo permite asignar 42 millones de pesos al Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (FOPROCINE) y al Fondo de Inversión y Estímulo al Cine (FIDECINE), lo que representa un impacto negativo para la inversión cinematográfica por más de 300 millones de pesos, con lo que se pondrá en riesgo de desaparecer el entramado industrial y se propiciará una pérdida de 10 mil 250 empleos directos y 20 mil 500 indirectos.
Por su parte, el senador Carlos Sotelo García, presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, destacó que esta industria es una actividad cultural y educativa prioritaria para el desarrollo del país y potencial para producir una importante derrama económica, fuente generadora de empleos directos e indirectos, y considerada como medio de comunicación que refleja la democracia e identidad del pueblo.
El senador Marko Cortés Mendoza, dijo que lo que se quiere en el Senado es que se produzca más, que haya espacios para exponer y se difunda el cine mexicano, para ser competitivos a nivel internacional. Asimismo, indicó que es muy importante el apoyo al marketing, porque muchas veces el secreto está en dar a conocer una producción.
Diego Luna, actor y productor cinematográfico, pidió al Senado de la República apoyo para que la cultura esté cerca de la gente, que no se pierda la capacidad de comunicación del pueblo.

Asimismo, señaló que hacer de la cultura un lujo es catastrófico pues “nos hará vivir un presente gris y un futuro aterrador, un futuro sin narradores”, por lo tanto, hay que asegurar que el cine viva, añadió.

El también actor, Daniel Jiménez Cacho, puntualizó que “invertir en cine es invertir en México y señaló que un libro, una película, un programa de televisión… es un bien o un servicio, pero que no puede reducirse solamente a su expresión económica, porque son expresiones de creatividad, de historia, de cultura, de sentimientos, entre otros.

Dijo que en el país no hay diversidad cultural porque se carece de equilibrio en la oferta de productos culturales, y agregó que ante la globalización, el papel del Estado y del Gobierno en las políticas culturales debe ser de apoyo a las iniciativas del sector, crear condiciones y brindar medios para la difusión, producción y fortalecimiento de bienes culturales.

El presidente de la Academia Mexicana de Ciencias y Artes Cinematográficas, Pedro Armendáriz, puntualizó que el Estado tiene la obligación de proporcionar apoyo a cineastas mediante escuelas, como el Centro de Capacitación Cinematográfica; se tiene el derecho a contar con instituciones como los Estudios Churubusco, que cuentan con instrumentos tecnológicos para hacer cine en México; se debe tener un foro para que el cine sea visto y para que haya debate sobre la cultura cinematográfica como la Cineteca Nacional.

Además, dijo que los mexicanos tienen derecho a instituciones como IMCINE, que proporcione recursos para el financiamiento y producción cinematográfica; así como el acceso a financiamiento fácil, a través de estímulos fiscales, y detalló que sin estos apoyos para el cine, éste podría desaparecer.

En el evento también participaron también Juan Carlos Lasso, representante de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (CANACINE) y Mónica Lozano, presidenta de la Asociación Mexicana de Productores Independientes.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Videoteca Virtual FCA UNAM

OBSERVADOR FISCAL

Google+ observadorfiscal